Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Greenlight Academy {CONFIRMACION}
Jue Jul 17, 2014 4:22 pm por Invitado

» Saint Seiya Otherworld - RPG [Elite]
Vie Feb 21, 2014 1:54 am por Invitado

» World´s Inuyasha RPG [Élite]
Dom Jul 07, 2013 5:10 am por Invitado

» {Confirmación Élite} Design Reflection
Mar Mayo 21, 2013 10:00 am por Invitado

» ¡Anuncio del foro 'Vocaloid Music'! [Afiliación Élite]
Dom Ene 06, 2013 2:37 am por Invitado

» Afiliados elite
Jue Dic 27, 2012 9:59 pm por Invitado

» Buscando cosas de utilidad
Lun Dic 10, 2012 1:35 am por Kirana Taisho

» Vocaloid Music (elite)
Dom Nov 25, 2012 9:54 pm por Invitado

» Aviso de Dark Souls
Mar Nov 20, 2012 2:01 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 13 el Lun Mar 17, 2014 4:31 am.
Invierno Max: 19° - Min: 5°
Elite
Afiliación Elite
Egao DB WORLD Fuck Off Black Diamond KhRol Endless Road Code Geass: Endless Dark Eien no Haru Hitman World A drop of colour Photobucket Chronicles of Doomsday OP New Age Avatar: Another Story Image and video hosting by TinyPic Matrix Evolution .:Rol Digimon:.

Un Camino hacia la esperanza

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un Camino hacia la esperanza

Mensaje por Edward Elric el Sáb Jul 14, 2012 5:47 am

Temprano en la mañana, desde la Ciudad del Este habíamos partido directamente a una ciudad llamada Aquroya, no tenia muy claro el porque pero el Coronel Mustang me había ordenado dirigirme hacia hay, según el necesitaba ayuda para controlar una pequeña situación, eso me hacia pensar que era un completo inútil. El viaje iba a ser de unas pocas horas, pero de todas formas esto de viajar a cada rato, ademas los asientos eran demasiados incómodos, pero con el tiempo uno se iba acostumbrando a viajar y esto no era tanto como anteriormente lo era. No me interesaba cumplir mucha esta misión, pero había escuchado de que se trataba de una ladrona que podía realizar alquimia, nunca se especifico como pero tal vez eso nos podía hacer un poco hacia nuestros sueños.

Al subirnos al tren me apoye mi brazo en el relieve que había donde estaba la ventana para así acomodar mi cabeza e ir mirando el paisaje. Pero al momento que partimos me quede dormido, no se si decirle cansancio el porque me quede dormido, pero tenia una gran necesidad de dormir. En mis sueños sentí una gran relajación, como si todo el peso de mi vida en un instante desapareciera, todos mis problemas ya no estaban, la única vez en mi vida que podía olvidarme de todo. Pero de todas formas mi cabeza nunca dejaba de pensar lo sucedido en aquel día, mis sueños eran mejor llamadas pesadillas, recuerdo que nunca me ha gustado recordar y que me gustaría borrar de mi cabeza, pero de cierta manera es una forma de poder animarme y luchar por mi sueño, el sueño de devolverle algún día el cuerpo a mi hermano menor, siempre he sentido que fue mi culpa que estuviera en esa armadura y como tal debo ser yo el que recupere su cuerpo.

Mis ojos se abrieron aquel momento cuando por fin llegamos a aquel ciudad, viendo desde la estación de trenes, sentí un gran impulso de energía, saber que tal vez averiguaríamos algo sobre la piedra filosofal en aquel lugar era algo motivador. De un pequeño brinco me levante de mi asiento, me tome el tiempo de fleccionar mis brazos
-Vamos, Al-Dije unas leves palabras mientras mi mirada se fijaba en Alphonse, mi rostro describía cierta felicidad combinada con seriedad. Al termine tome todas mis cosas y baje del tren, solo me quede parado observando hacia todos lados, buscando especialmente a una persona, el Coronel. Me había dicho que se iba adelantar al venir a Aquroya y decidimos vernos en la Estación para poder reunirnos-¿Donde se ha metido ese idiota?-Dije mientras trataba de localizar al coronel en algún lado.

Edward Elric

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 04/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Camino hacia la esperanza

Mensaje por Alphonse Elric el Sáb Jul 14, 2012 9:05 pm

Últimamente no habíamos encontrado, nada importante sobre la piedra, pero mi hermano no se rendía y siempre andaba pensando en ello, nunca dejaba de hallar un indicio que nos condujera. Ese día no haríamos algo relacionado con nuestra búsqueda, pues teníamos que viajar desde temprano hacia Aquroya por órdenes del coronel Mustang. Edward tenía varios privilegios como alquimista estatal, como una gran cantidad de información a su disposición, pero también tenía que cumplir con las órdenes que le decían, sin importar que la cosa que le digiera que hiciera no tuviera que ver con la piedra. Claro yo lo acompañaría aunque no fuera mi obligación, y era porque no me gustaba estar separado de mi hermano, pues desde que había ocurrido eso habíamos estado prácticamente siempre juntos.

Cuando nos subimos al tren, se sentó junto a la ventana, y parecía que poco a poco se quedaba dormido, y me sentí feliz por ello, era bueno que descansara, después de tantas cosas que había hecho, casi nunca se tomaba el tiempo de tener un breve y tranquilo descanso. En mi condición actual, el sueño y todas esas cosas, no eran problema, pero para él era otra cosa. Se podría decir que era una ventaja en cierto sentido, pero yo no lo veía así, quería volver a sentir todas esas cosas humanas, poder cansarme, poder dormir, poder sentir, ya ni recordaba bien que se sentía exactamente sentir el viento recorrer tu piel. Y ante el problema que teníamos, no me gustaba que él se sintiera culpable por ello, y eso fácilmente podía saberlo, era mi hermano, y estoy seguro que desde ese día se había estado atormentado por ese accidente, pero yo no lo culpaba por ello, yo también quise intentarlo, también quería volver a ver la sonrisa de nuestra querida mamá, la responsabilidad fue de los dos, y ambos debíamos asumir las consecuencias. Además el mismo sacrifico otra parte de su cuerpo para poder atar mi arma esta armadura, me sentía agradecido por ello más por otra cosa.

Andaba tan hundido en mis pensamientos, y sobre todas esas cosas, que no note la verdad que habíamos llegado al lugar, y fue mi hermano quien se encontraba dormido que me indico que nos fuéramos, por lo cual lo seguí hasta bajar del tren. Al ver su rostro lo note con cierta felicidad, al parecer ese pequeño sueño le había caído bien. La verdad encontrar algo sobre la piedra en este lugar era poco probable, sin embargo esa ladrona de las que nos habían dicho, usaba alquimia, pero eso no nos aseguraba que solo alguien por emplearla, podría saber algo, pero nunca se sabía, y yo estaba optimista que en algún lado, sin importar lo que hiciéramos en él, podríamos descubrir algo nuevo, la verdad nunca se sabía.

-Tal vez, se le hizo algo tarde y perdio el tren.- Respondí a lo dicho por mi hermano, quien estaba buscando entre la gente que pasaba allí al coronel Mustang. No sabíamos si el había llegado primero que nosotros, que era lo más probable, pero era posible que pudiera venir en el siguiente tren. Por lo cual, también me puse a ver entre toda la gente para poder localizarlo, en esa armadura era más alto que Ed y por lo cual se me podría facilitar más encontrarlo.

Alphonse Elric

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 04/07/2012
Localización : Con mi Nii-san buscando como recuperar nuestros cuerpos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Camino hacia la esperanza

Mensaje por Roy Mustang el Lun Jul 16, 2012 12:10 am

Había llegado muy temprano por la mañana, todo se debía arreglar de acuerdo a lo que había dicho el mismo Furher, simplemente yo estaba aquí para vigilar y capturar a esa famosa ladrona de esta ciudad. Una brisa marina era algo extraño, vivir rodeado de edificios y nada mas que concreto uno se acostumbraba, así que llegar a un lugar con un clima mas helado y mas tranquilo era algo bastante raro. El ruido de los trenes, gente por doquier, bulla donde sea, esto era la estación de trenes, lo mas cercano a la ciudad del Este. Con mi uniforme y una gabardina negra que llegaba hasta mis talones era mi única prenda de vestir. Aquí el clima era mas helado, mas humedad en el aire, del punto de vista de un segundo podría decir que mis habilidades se ven disminuidas por eso, pero si hay humedad en el aire significa que hay Hidrógeno en esas moléculas de agua lo que aumentaría considerablemente mis explosiones.

Pero que estaba pensando, pensar sobre alquimia en mis momentos libres, acaso ya me estaba volviendo en esos viejos alquimistas que no piensan en nada mas que en la alquimia. Debía dejar de pensar en eso y concentrarme mas en mi juventud, después de todo estaba en la primavera de mi juventud y me quedaba bastante camino por delante. Bueno ahora debía buscar Haganeno, el ultimo tren que provenía desde la ciudad de central ya había pasado así que debía estar por acá, pero por su tamaño iba a ser algo complicado encontrarlo. Me quede parado en la entrada de la Estación, junto con la Teniente, me quede observando tratando de buscar al hermano de Haganeno, Alphonse Elric. Era mas fácil, buscar una enorme armadura.

Como era de esperar fue sencillo encontrarlo, resaltaba entre todas las personas, y si el joven Alphonse Elric estaba hay Haganeno también iba a estar junto con el. Me dirigí hacia aquel sitio donde estaban, por coincidencia había escuchado el comentario de Haganeno, me molesto algo, si que no tenia respeto por sus superiores y mayores. Pero no me iba a referir al tema, ya he madurado para comenzar una discusión infantil con el. Mientras me acercaba dirigí unas cuantas palabras a al joven Edward Elric.


-Que sucede Haganeno ¿La estatura no te deja ver?

Roy Mustang

Mensajes : 85
Fecha de inscripción : 04/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Camino hacia la esperanza

Mensaje por XxHawkeye el Mar Jul 17, 2012 2:35 am

Después de haber partido hacia Aquroya no pude evitar mirar todos esos paisajes tan hermosos y diferentes a la vez, en un mundo en donde solo existía la guerra era bueno tomarse un tiempo para admirar la belleza de la naturaleza, parecía que era lo único bueno en este mundo tan extraño, dirigido por el poder y la avaricia, al menos mirar todo ese paisaje me provocaba paz y tranquilidad, mientras veníamos en el carro preparaba todas mis armas, nunca se sabia cuando podían atacar, así que tome tranquilamente una de mis pistolas y comencé a quitarle parte por parte colocando las en una franela especial para estas mientras las tomaba con otra y las limpiaba para quitar el exceso de pólvora y polvo que pudiese acumularse en ellas, lentamente comencé a armarlas, me gustaba mucho hacerlo era tranquilizante para mi, cuando termine de limpiar una seguí con la otra, al terminar tome un poco de pólvora y comencé a introducirla en estas para hacer las "balas".

Sin darme cuenta habíamos llegado a Aquroya, el coronel salio del coche, y parecía que buscaba a los hermanos Elric, supongo que era mas fácil ver a Al ya que entre tanta multitud Ed seria imposible de ver...
comencé a mirar hacia mi alrededor, mi mirada se detuvo al mirar a un cachorro, me recordaba a mi pequeño Hayate, era un perro bastante obediente, seguramente estaría bien con lo que le he puesto de comida, solo esperaba que no le pasara algo.

Al regresar la mirada logre ver a Alphonse no muy lejos seguramente Ed estaría ahí, ellos eran inseparables, el coronel ya había visto a Al y comenzó a caminar hacia ellos y yo detrás de el observado a todos lados intentando buscar algo extraño, llevábamos el uniforme así que llamábamos la atención de cualquiera, no quería que nos dieran alguna sorpresa así que mejor debía tener cuidado, mis armas estaban ya listas, nunca se sabia de donde salian los criminales, el coronel paro enfrente de Al y Ed y detras de el yo, mire hacia arriba y salude a Alphonse.


-Buenas tardes Alphonse-

Despues baje la mirada y vi a Edward quien diría que sera muy bajito a su edad, seguramente era difícil soportar todo ese peso del metal de sus automails.

-Hola Edward.-






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

XxHawkeye

Mensajes : 104
Fecha de inscripción : 07/07/2012
Edad : 21

Ver perfil de usuario http://kingdomhearts.foroespana.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Camino hacia la esperanza

Mensaje por Edward Elric el Miér Jul 18, 2012 3:32 am

No era demasiado tarde, viendo en el gran reloj que se encontraba en la estación podía darme cuenta que recién eran las doce de la tarde, pero a pesar de que fuera temprano no tenia todo el día para esperar a ese flojo Coronel. De seguro debía estar durmiendo en su oficina o haciendo trabajar en exceso a sus subordinados, todo eso no era algo sorprendente de el. Mi pequeña hebra de pelo que tenia levantada siempre tomo una posición mas recta al escuchar la voz del comandante. Lentamente fui volteando mi rostro en dirección al coronel bastante enojado por su comentario.

-¡¡A QUIEN LLAMAS ENANO MALDITO ANCIANO!!

Luego de gritarle unas cuantas cosas al Coronel volví a calmarme, nunca he soportado que me saquen en cara mi tamaño no es mi culpa que sea tan pequeño. Cuando recupere la compostura ordene algo mi ropa debido que con mi pequeña rabieta se había desordenado algo. Ahora lo único que me interesaba era que me explicara de esta misión, que de seguro debía tratarse de unos trabajos bastantes simples, y que solamente el Coronel tiene flojera de realizar por el mismo. Tenia baja información de la misión, pero eso no me interesaba demasiado, lo que me atrajo aquí fue que según el Coronel tal vez encontraríamos información sobre la famosa piedra filosofal, si la información era verdadera nos acercaríamos cada vez mas a ella pero si la información era falsa todo nuestro iba a ser en vano, de cualquier forma no teníamos mucho que perder en el intento. Seriamente quede observando al coronel para luego decirles unas palabras.

-Y bueno ¿De que se trata la misión?.

Al momento de decir esas palabras sonó la bocina del ferrocarril que se encontraba a las espaldas nuestras, este toque anunciaba que partía. Por lo que sabia el ferrocarril regresaba a la ciudad del Este, osea que hasta mañana no teníamos forma de regresar, así que de todas formas debía aceptar la misión ya que no me iba a quedar aquí sin hacer nada. Esperaba que se tratase de algo interesante y de nada simple, algo que requiera nuestras habilidades ya que no pensaba desperdiciar mi tiempo en cosas simples. Pero para que el mismo Coronel se presentara aquí debía tratase de algo realmente importante.

Edward Elric

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 04/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Camino hacia la esperanza

Mensaje por Alphonse Elric el Miér Jul 18, 2012 5:34 pm

Por más que buscaba, no podía ver al coronel Mustang, tal vez aun no llegaba como había dicho, pero nunca se me había hecho que era el tipo de personas que llegaban impuntuales, por lo cual era mejor seguir buscando hasta encontrarlo. Di la espalda a donde estaba mirando y me puse a ver en otra dirección, pero tampoco parecía venir alguien de allí. Hasta que finalmente fue el mismo coronel, que termino por encontrándose, pues mi atención hacia él fue provocada ante el comentario que dijo, por lo cual voltee inmediatamente observándolo y viendo que detrás del venia la teniente. No era de extrañar que mi hermano estallara inmediatamente, ante el comentario dicho hace breves momentos, siendo que cada vez que esos dos se encontraban, se la pasaban insultando, ya era algo que tenía previsto cuando sabía que nos encontraríamos con él. Y mis sospechas fueran ciertas, se exalto por mencionarle su pequeña estatura, iba a intentar calmarlo, pero al parecer termino por hacerlo el mismo en poco tiempo.

-Buenas tardes, Riza-san.- respondí al saludo de la teniente, algo que parecía que mi Edward no haría.

Ya que nos habíamos reunido, nos dirían de que exactamente trataría la misión, pues no conocíamos muchos detalles, lo cual fue preguntado por Ed, ya solo faltaría que nos explicaran de que iba, la cual viendo que el ferrocarril, estaba a punto de marcharse, tendríamos que aceptar, pues nos quedaríamos en ese lugar hasta mañana, y en ese caso al no haber otra cosa que hacer, mi hermano no le quedaría otra opción.

-¿De qué será exactamente?- Comencé a pensar sobre aquello, la verdad estaba interesado que tipo de trabajo seria.


Última edición por Alphonse Elric el Dom Ago 05, 2012 1:47 am, editado 1 vez

Alphonse Elric

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 04/07/2012
Localización : Con mi Nii-san buscando como recuperar nuestros cuerpos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Camino hacia la esperanza

Mensaje por Roy Mustang el Vie Jul 20, 2012 1:14 am

¿Anciano? Como se atrevía a llamarme anciano, apenas estaba en la plenitud de mi juventud, simplemente era un adulto joven y me quedaba bastante vida por delante. El comentario me fastidio bastante y puse un rostro de molestia mientras empuñaba fuertemente mi mano derecha la cual mantenía alzada y flectada al lado de mi rostro. Lentamente me fui tranquilizando recobrando la compostura y bajando nuevamente mi mano volviendo a una posición normal. No pensaba seguir con esta absurda discusión ya que si se trataba de Edward esto podía volverse eterno. Metí mis manos dentro de los bolsillos de la gabardina mientras que de manera sutil cerraba la cabeza como si tratara de recordar de lo que trataba esta misión.

-Es una misión bastante sencilla, algo que realizaras con suma facilidad Hagaren.

Sabia que era un muchacho hiperactivo y que sus energías eran mucho mas grandes que su cuerpo, ademas de que sus metas eran algo que debía conseguir con sumo apuro, no lo culpaba si a mi me sucediera algo similar me sentiría tal cual se siente el, si algo así le sucediera a unos de mi subordinados nunca me podría perdonar, y Hagaren era un subordinado mio "Un superior defiende a los que están abajo y así sucesivamente" por lo tanto sus sueños eran mis sueños. Por tal debía hacer las cosas interesantes, algo que lo animara a ayudarme en toda emboscada que planeaba realizar, sin el me llevaría todo el trabajo pesado y no planeaba que sucediera eso. De tal forma invente que aquí existía información sobre la piedra filosofal, de esa manera se interesaría mucho a pesar de que se tratara de un simple trabajo.

-Se trata de custodiar un diamante, esa evaluado en mucho ceros, así que imagínate la cifra. Existe un famosa ladrona, así que existe el miedo de que trate de robar aquel diamante, por lo tanto tu misión es atraparla.

Mi plan era algo que no planeaba decirle aquí y cuando nos fuéramos a la oficina le iba a informar del plan en si. Pero aunque fuera una misión que requiere ciertas habilidades que no cualquier otro tiene tengo que hacerles ofertas mas jugosas, jugar con sus deseos aunque sonara cruel. No planeaba mentirle del todo, luego de que todo esto terminara tenia cierta información que darle que tal vez le ayudaría, pero nada de esto era claro y lo mas probable fuera una información falsa, ademas de que se trataban simples rumores los cuales había escuchado hace algunos años.

-Dependiendo como resulte todo esto tal vez podamos obtener cierta información que te puede interesar, la piedra filosofal.

Abrí mis ojos observándolo con una leve sonrisa en mi rostro. Sobre la información, fue algo de que hable hace algunos meses con el General Grumman, se trataba de un ex científico de Ishval, un tal Marcoh, el cual según dice estuvo experimentando con cuerpos humanos ademas de que se trataba de un famoso doctor ademas de tener un reconocido dominio en la Alquimia Orgánica. Nunca en el campo de batalla tuve la ocasión de encontrarme con el, y luego de finalizar la guerra se dice que fue asesinado o bien que se escapo a otro país, la razón era porque nunca mas se encontró su cadáver, por esa misma razón no confiaba mucho de esta información.

-Que dices Hagaren

Nota: Hagaren es la abreviación de Alquimista de Acero en japones

Roy Mustang

Mensajes : 85
Fecha de inscripción : 04/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Camino hacia la esperanza

Mensaje por XxHawkeye el Miér Jul 25, 2012 10:39 am

No era de esperarse que Ed no me contestara el saludo, siempre tan descortés, tal ves se debía a que solo le importaba el saber de la piedra para poder recuperar su brazo y pierna y el cuerpo de su hermano, supongo que no seria fácil para Al y Ed superar los recuerdos por lo que pasaron y verse cada dia en las condiciones en las que están, seguramente es demacrado doloroso para ellos, Al siempre ha sido el mas amable y cariñoso, es mas abierto como era de esperarse el contestaría por su hermano, siempre están juntos, era admirable la fuerza de ese par, pero mas la de Ed y su afeccionar a encontrar la piedra.

Comenzaron a hablar el coronel y Ed siempre peleaban diciéndose cosas graciosas y a la vez ofensivas que molestaba a ambos, como siempre yo estaba detrás del coronel, mantenía los ojos cerrados, ya que eso me permitía estudiar el entorno mas a fondo y fuera de lo superficial, respirar ese aire que era un tanto húmedo y por la época un tanto mas, tal vez eso podía generar problemas al coronel al haber humedad en el aire, pero no seria un gran problema.

Lograba escuchar a la gente, todos en la estación del tren murmurando, riendo, llorando por la llegada o partida de sus seres queridos, podía escuchar los pasos de la gente, los tacones de las señoras y los pasos apresurados de los caballeros. En un instante el coronel comenzó a hablar con los Elric acerca de la misión sobre el intento de robo de una joya, yo continuaba con los ojos cerrados, escuchando siempre lo que el coronel decía, algo q no me pareció fue la mentira que uso para hacer que los Elric aceptaran poniendo como excusa la piedra filosofal, me parecía algo bajo haciéndoles una ilusión para que esta no fuera cierta, pero yo no podía decir nada, finalmente el coronel hacia lo que creía correcto y yo no era quien para contradecirlo

Solo esperaba que el coronel tuviera un buen plan o información que darles a los elric o Ed se enojaría, tal vez no tanto enojarse pero seguramente se desilusionaría bastante, sin contar a Al que seguramente le daría aliento para continuar su búsqueda, Pero ahora debía concentrarme en la misión y en la seguridad del coronel.

Aquel era un ambiente donde se respiraba calma, la gente parecía pacifica no podía creer que en un lugar asi también existieran ese tipo de cosas, con una vista tan hermosa y gente que a la vista parecía noble, como era posible que existiera gente que solo le importe el dinero, pero, la respuesta la tenia yo, todas las circunstancias en este mundo son creadas por el humano, hasta la delincuencia es creada por el mismo y por la necesidad basica, posiblemente la comida.


Última edición por XxHawkeye el Dom Ago 05, 2012 9:08 am, editado 1 vez


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

XxHawkeye

Mensajes : 104
Fecha de inscripción : 07/07/2012
Edad : 21

Ver perfil de usuario http://kingdomhearts.foroespana.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Camino hacia la esperanza

Mensaje por Edward Elric el Mar Jul 31, 2012 3:30 am

Sonaba bastante simple para un bajo precio, pero todo se rige por la ley de equivalencia, nunca obtendría información así de fácil si yo no hacia algo para remediarlo, el mundo castiga y se perfectamente eso, pero también se que al igual que es capaz de castigar el mundo es capaz de premiar el esfuerzo de las demás personas, y ahora dicho esfuerzo estaba al frente mio, solo a unos cuantos centímetros, era capaz de palparlo con mis manos. Sentía que mi pecho comenzaba a apretarme, lo que tenia dentro era una explosión de sentimientos, felicidad por saber que tal vez lograríamos encontrar nuestros cuerpos también sentía ansias por encontrar pronto a esa ladrona. Fui empuñando lentamente mis manos mientras que con una mirada decisiva y una sonrisa cálida que expresaba todos mis sentimientos observaba al Coronel.

-Solo debo patearle el trasero ¿Verdad?

Tenia todo claro, simplemente debía defender ese cristal y capturar a la ladrona, el simple juego del policía y el ladrón nada que fuera muy difícil. Si comenzaba pronto mas rápido iba a terminar así que no tenia mucho tiempo que perder. De manera sorpresiva y desahogando todas esas energías que sentía golpee levemente fuerte el tórax Al con mi mano Izquierda. Tomando mis maletas me di vuelta y comencé a correr directamente a las calles de la ciudad, nuestro objetivo era claro, debíamos encontrar a esa ladrona. Estaba seguro, confiaba en el Coronel y esperaba que el me guiara directamente a la piedra filosofal, aunque no me gustara admitirlo le debo mucho a ese hombre, el fue el que logro sacarme de esa fosa de culpa tras la perdida de mi hermano, mi brazo y pierna, si no fuera por el de seguro todavía estaría en una silla de ruedas culpándome por lo que hice. Pero eso nunca lo admitiría, y tal vez algún día le de vuelva el favor ayudándolo con algo simple.

-¡Vamos Al! ¡No tenemos tiempo que perder!

Edward Elric

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 04/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Camino hacia la esperanza

Mensaje por Alphonse Elric el Dom Ago 05, 2012 2:03 am

Escuche como el coronel volvía a hablar, diciendo que aquella misión sería muy fácil de cumplir. Lo cual me parecía bueno, mientras menos problemático fueran las cosas mejor, y ojala estas no fueran a complicarse, tan solo esperaba que fuera como decía él y las cosas fueran fáciles, aunque al verdad nunca sabes cómo saldrán las cosas, hasta que estas ya haciéndolas, y teniendo eso en cuenta, no deberíamos tomarla a la ligera y sin preocuparnos, pues descuidarnos podría hacer que nada salga bien. El trabajo básicamente consistía en custodiar un costoso diamante, el cual debido a su valor ya una ladrona reconocida tal vez intentaría robarlo. Pero eso no era el punto importante, sino lo que vino a después, pues al final del trabajo, como resultaran las cosas , tal vez podríamos obtener algo de información sobre lo que tanto queremos tener, la piedra filosofal, el único objeto que sabemos que es capaz de devolvernos nuestros cuerpos, y a ciencia cierta no teníamos pruebas de su existencia, burlar el intercambio equivalente se decía que era imposible, crear algo de la nada, era impensable, pero según lo dicho esa sola piedra podría lograr tal hazaña.

Tan solo quería pensar positivamente sobre su existencia, no creía en ella, estaba seguro de su existencia, algo me lo decía, nuestra situación actual era un problema, y todo problema tenía una solución, así debía ser, si no fuera así, no se podría llamar básicamente un problema, y estaba seguro que la solución a este, era esa piedra. Y al oír tales palabras, si tuviera un cuerpo, si pudiera demostrar mis emociones, estaría dando una gran sonrisa de felicidad, tan solo al pensar de encontrar algo que nos pudiera conducir hacia esa solución

-Nii-san.-

Me agradaba su forma de ver tan simple las cosas, y además estaba motivado por lo que podíamos obtener al realizar este trabajo, estoy seguro que deseaba que yo recuperara mi cuerpo, pero también sabía que el tal vez, también le gustaría recuperar su pierna y brazo, no es lo mismo tenerlos que un automail en su lugar.

-¡S-si! – Tan solo asentí ante sus palabras – Hasta luego, Riza-san, Coronel.- Me despedí rápidamente, no perdí tiempo y seguí corriendo, a mi hermano.

Estaba feliz, contento, sí que había esperanza en obtener lo que queríamos, lo lograríamos, estaba seguro, recuperaríamos nuestro cuerpos, lograría volver a sentir todo a mi alrededor, y comer todo lo que no había podido debido a esta condición, probaría los platillos más deliciosos que haya anotado en mi lista, los podría saborear, no podía esperar para ello, estaba ansioso.

Alphonse Elric

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 04/07/2012
Localización : Con mi Nii-san buscando como recuperar nuestros cuerpos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Camino hacia la esperanza

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.